Para los empresarios venezolanos, la situación de la industria en 2010 no fue muy diferente a la del 2003, luego del paro. Así lo revela la encuesta de coyuntura industrial, realizada por la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), correspondiente al cuarto trimestre del año pasado y las expectativas para el año en curso.

De acuerdo a este estudio, al consultar a los empresarios sobre "la situación actual de su empresa", la misma se ubicaba en un índice de 2,95 para el cuarto trimestre del 2003, mientras que para ese mismo trimestre del 2010, el índice fue muy similar, 2,94 puntos (en una escala del 1 al 5). En el segundo trimestre del año pasado se situaba en 3,09, por lo que se visualiza una caída al cierre del año.

Al revisar los indicadores analizados por esta encuesta también se observan pocos cambios con respecto al mismo lapso de 2009. Al medir la cartera de pedidos y las ventas, no se reporta variación. Sin embargo, al consultar en torno a las expectativas de las ventas para el primer trimestre, se tiene que este indicador pasó de 2,69 a 2,92, lo que significa una ligera mejoría de 0,23 puntos.

Con respecto al nivel de inventario de materias primas, se registra una disminución de 0,11% (al comparar con el mismo periodo del 2009), mientras que el nivel de la producción aumenta 0,09 y en el empleo se advierte una pequeña reducción de 0,14. Al comparar estos indicadores con el cuarto trimestre del 2003, los niveles se mantienen muy similares.

Desinversión. El presidente de Conindustria, Carlos Larrazábal, señaló que "la economía continúa en fase de estancamiento".

Un 48% de los encuestados aseguró que la producción disminuyó. La pequeña y mediana industria sigue siendo el sector más impactado pues 57% de los empresarios consultados aseguró que su producción cayó; lo mismo dijo 47% de la mediana industria y 39% de la gran industria.

En cuanto a la capacidad utilizada promedio, se observa en la encuesta un aumento por primera vez desde el 2008 para un cuarto trimestre, al pasar de 54,04% en el último lapso de 2009 a 55,68% en el de 2010, lo que representa un ajuste de 1,64%.

Al desglosar los resultados por sectores se encontró una caída importante en renglones como cauchos y plástico y automotor. Pero se nota una leve recuperación de sectores que estaban muy golpeados como el caso de muebles y manufactura y textil-confección.

Con respecto a las inversiones a realizar, 16% de la gran industria afirmó que no dispone de recursos o no están dadas las condiciones para ampliaciones o nuevas líneas de producción; la misma respuesta que dio 29% de la mediana industria y 45% de la pequeña.

A pesar de las expropiaciones y confiscaciones de empresas privadas, la industria sigue concentrando 15,1% de la economía nacional. En el año 1998 era el 18%.