La Asamblea Nacional (AN) informó este miércoles que la inflación acumulada durante enero y febrero asciende a 42,5%.

En ese sentido, el Parlamento proyectó para el cierre de este año el indicador, que el Banco Central (BCV) no da a conocer desde hace más de un año. se ubique en 741%, 

De acuerdo con información publicada en nota de prensa de la AN, el presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento, el diputado opositor José Guerra, dijo que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc) reflejó un aumento de 20,1% durante el mes de febrero de 2017, superior al 16,7% que registró en enero. 

"Estos datos sugieren que está ocurriendo una destrucción de la capacidad adquisitiva de los sueldos, salarios, pensiones y jubilaciones de los venezolanos. De hecho, buena parte del aumento del salario de un 50% acordado por el Gobierno, a partir del 15 de enero de 2017, ha sido erosionado por el alza de los precios", expresó. 

El parlamentario destacó que de esta manera se genera un círculo vicioso entre el aumento de salarios y los incrementos de precio. 

"Una tasa de inflación de esta magnitud se explica principalmente por el aumento de 275 % del dinero nominal emitido por el BCV en lo que va de 2017. Igualmente ha influido en este aumento de precios la depreciación acumulada del bolívar en el mercado paralelo y las expectativas de devaluación del bolívar", continuó. 

En febrero pasado Guerra explicó a Efe que el Parlamento decidió construir un índice de inflación usando toda la metodología del BCV, "que es universal y no requiere mayor ciencia", debido al silencio del ente emisor. 

La inflación en Venezuela, que según el BCV cerró 2015 en 180,9 %, es un problema inducido por una presunta guerra económica, de acuerdo con el presidente Nicolás Maduro, quien culpa a empresarios y opositores de la coyuntura económica que atraviesa el país

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó en abril pasado que el Producto Interno Bruto (PIB) venezolano se contraería 8% en 2016, después de haberlo hecho 5,7% en 2015, mientras que la inflación se calculó superior al 480% para el cierre de ese año. 

El Banco Central ha guardado silencio desde febrero de 2016 acerca de las cifras oficiales de inflación, PIB o escasez.