Las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela (BCV) cerraron el pasado jueves en US$23.212 millones, luego de un notable incremento de US$2.062 millones. De esta manera, los recursos en divisas del ente emisor se colocan en el nivel más alto desde noviembre de 2014.

De acuerdo con lo señalado por el ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torres, este aumento obedeció a un nuevo desembolso del fondo estratégico de reservas.

“Este alza significativa obedece al fortalecimiento del fondo estratégico de reservas”, dijo. No obstante, no informó el origen de los recursos.

Este instrumento financiero fue creado por el presidente Nicolás Maduro en octubre de 2014 con el objetivo de fortalecer la capacidad financiera del BCV y el cual comenzaría con US$750 millones.

Debido a la caída de los ingresos petroleros en el último año, las reservas internacionales se han mantenido en bajos niveles hasta colocarse en cifras similares a la de hace 11 años.

Se indicó que los recursos del fondo estarán en una cuenta única en el Banco Central y en la cual se administraría todo lo que el Estado venezolano maneja para inversiones en divisas para el desarrollo, en el Fonden, en el Fondo Chino y en otros fondos denominados en moneda extranjera.

Hasta la fecha, aún no se observa públicamente en las estadísticas del BCV esta cuenta única ni los montos que han ingresado. Tampoco fue dado a conocer la creación de este instrumento financiero a través de una resolución con su posterior publicación en la Gaceta Oficial.

Registros. La firma ODH Consultores en un informe de coyuntura enviado a su clientes, señaló que el alza de las reservas internacionales de Venezuela en US$2.062 millones, realizado el pasado 18 de febrero, luego del asueto de Carnaval, es una cifra “notablemente superior” a la variación diaria promedio registrada en lo que ha transcurrido del año 2015 de $36 millones.

“Aumentos diarios de magnitudes similares se han registrado en ocasiones anteriores”, acotó.

La consultora recordó los más recientes desembolsos: la incorporación a las reservas de recursos provenientes del Fondo Chino (en dos partes que sumaron US$$2.013 millones el 17 de noviembre de 2014 y US$2.136 millones el 19 de noviembre de 2014); un aumento de US$1.472 millones el 23 de diciembre de 2014, “que si bien no tuvo una explicación oficial ocurrió luego de la modificación a la Ley del BCV que le permite incluir en las reservas piedras y metales preciosos, y otras divisas libremente convertibles”.

Igualmente, se llevó a cabo un aumento por un monto de US$$1.869 millones registrado el 29 de enero de 2015, que “coincidió con la cancelación de la deuda por Petrocaribe de República Dominicana”, a través de una operación financiera entre ambos países.