El régimen de prestaciones vigente favorece a los trabajadores con una menor antigüedad o menor rotación en las empresas. En esto coinciden analistas y miembros de la Comisión Presidencial.

Se reconocen las bondades del sistema vigente, pero se apela también al mandato constitucional de devolver el cálculo retroactivo de las prestaciones.

El tema de la retroactividad lo determina la misma Constitución, ratificó el diputado Francisco Torrealba en el programa El Mundo, Economía y Negocios que se transmite los domingos por el canal Globovisión.

No hay posibilidades de optar por alternativas distintas, aclaró. Es decir "hay consenso universal, por así decirlo, de que se le devolverá el carácter retroactivo a las prestaciones sociales y extraer las bondades que estén en el régimen vigente, para que al final de cuenta los trabajadores y trabajadoras no tengan nada que perder, sino que puedan salir ganando y recuperar una reivindicación histórica que nos fue robada en 1997 por la llamada Comisión Tripartita y al mismo tiempo consolidando lo que ha sido un derecho adquirido".