Analistas consideran que el gobierno no aplicará un mercado alternativo de divisas para bajar presiones en el paralelo hasta tanto no pasen las elecciones del 14 de abril.

Las nuevas medidas para atacar "el mercado especulativo" cambiario se basarán en la aplicación de más controles.

Analistas consideran que debido a la nueva coyuntura política-electoral y a pesar de la necesidad de aumentar la entrega de divisas, el gobierno no presentará "por ahora" un mercado alternativo.

Explican que se tendría que establecer un tipo de cambio oficial más alto que el de Cadivi y el del eliminado Sitme , por lo que una tasa distinta sería considerada una nueva devaluación . Esto -según los consultados-, podría afectar la imagen política y económica del Gobierno en la breve campaña electoral.