Caracas. Venezuela estudia colocar una nueva emisión de deuda entre US$2.000 millones y US$2.500 millones al término del tercer trimestre del año, la cual estará destinada a grandes empresas.

Fuentes cercanas al Banco Central de Venezuela indicaron que el gobierno espera lanzar la emisión, luego de cumplir con el pago de los bonos con vencimiento en 2010, previsto para el próximo 7 de agosto, cuando deberá cancelar a los tenedores unos US$1.500 millones.

Se espera que las empresas transnacionales (que actualmente no tienen acceso al Sitme) puedan participar de parte de esa emisión para obtener las divisas necesarias para repatriar capitales a sus casas matrices.

Entre 2010 y 2012 los vencimientos de deuda interna del gobierno alcanzarán los US$9.600 millones.