En concordancia con las estadísticas del Banco Central de Venezuela (BCV), el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) de la Federación Nacional de Maestros señaló que los venezolanos pagan hoy más de 20% por los alimentos que consumen respecto de hace un año, cifra que se equipara al 21,6% de incremento del precio de los comestibles en el último año reportado por el ente emisor.

En su más reciente informe, el Cendas señala que en abril el costo de la canasta alimentaria familiar se ubicó en 2.892,20 bolívares fuertes (US$650), 1% por encima del monto reflejado en marzo pasado. El dato coincide con los números del BCV, que reflejan un alza similar de los alimentos en el pasado mes.

Las coincidencias de cifras de ambos organismos también se reflejan cuando se analizan los factores que influyeron en el alza de precios el mes pasado.

Según el Cendas, siete de los 11 rubros que integran la canasta subieron de precio en abril, y las alzas más significativas se relacionan con productos procesados de origen animal o vegetal.

Así, salsa y mayonesas se incrementaron en abril 7,5%; grasas y aceites, 7,2%; leche, quesos y huevos, 2,3%; carnes y sus preparados, 1,3%; y cereales y productos derivados se elevaron 1%.

Estos datos coinciden con lo indicado en el más reciente informe del BCV, según el cual los bienes agroindustriales se incrementaron 3% en abril; el índice más alto es el de los productos pesqueros, cuyos precios subieron el mes pasado 3,9%(6,5%, según el Cendas), lo que se relaciona al tradicional aumento que tienen estos bienes durante la Semana Santa.

Bajón estacional. Tanto el Cendas como el BCV concuerdan en que la inflación de alimentos en abril no fue mayor gracias a la desaceleración de los bienes agrícolas.

De hecho, el ente emisor reporta una caída de 4,4% para este tipo de productos.

En este mismo tono, el Cendas señala que en el mes de abril el precio de las frutas y hortalizas se redujo 1,2%; mientras que las raíces y tubérculos descendieron 1,1%; disminuciones que se relacionan con la cosecha de varios de los insumos agrícolas de mayor consumo en el país, como tomate, cebolla, papa y pimentón.

Sueldos que no alcanzan. Según el Cendas, el alza de la canasta afecta directamente la capacidad de compra de la familia venezolana.

Según los cálculos del centro -que mide los precios reales de mercado-, al cierre de abril el salario mínimo de Bs.F. 1223,89 apenas cubría 42,3% de la cesta básica. Es decir, el salario mínimo vigente hasta el 30 de abril presenta un déficit de 57,7% frente al costo de los alimentos esenciales.

Asimismo, el instituto privado señala que subsisten problemas de abastecimiento en varios rubros esenciales de la canasta, como carne de res, harina de trigo, leche en polvo, sardinas enlatadas, margarina y aceite.