La Organización No Gubernamental Transparencia Venezuela indicó que el monto del proyecto de ley de presupuesto para el ejercicio fiscal de 2016, registra ya un déficit de 72% en términos reales.

Explicó Mercedes De Freitas, directora de la ONG, que de acuerdo a los actuales niveles de inflación y en comparación al gasto total ya ejecutado en 2015 junto con los créditos adicionales, el presupuesto del próximo año vuelve a ser deficitario, lo que queda en evidencia la poca planificación fiscal.

El monto del presupuesto que se estableció para 2016 asciende a 1 billón 548 mil 574 millones de bolívares, sin embargo, es menor al gasto que se fijó para 2015 aunado a la solicitud de recursos extraordinarios que se realizaron a lo largo del período para sumar Bs. 1 billón 924 mil 573 millones. “El Banco Central de Venezuela no ha informado de la inflación acumulada de este año, pero al utilizar los cálculos de firmas privadas que la estiman en 182%, observamos que en términos reales el gasto para 2016 cae 72%.

Recalcó que el uso excesivo de los créditos adicionales “funcionan como un escape a la transparencia, al no responder a una planificación con metas establecidas”. Destacó que la próxima Asamblea Nacional tendrá que realizar otro presupuesto, ya que éste vuelve a presentar dificultades para el control y vigilancia del dinero público.

“Los supuestos económicos no reflejan la realidad del país y se hace imposible medir los programas o proyectos, debido a la presentación dispareja de las metas”, dijo con respecto al análisis realizado por la ONG al proyecto de ley de presupuesto.

“Existe confusión en cuanto a las metas y esto dificulta realizar una evaluación de resultados, esto es consecuencia de la propia estructura confusa del Estado”, agregó De Freitas.

Reiteró la necesidad de que se incluyan todos los ingresos que se manejan a través de los diferentes instrumentos de financiamiento como el Fonden y el Fondo Chino.

En cuanto a la presentación de las premisas macroeconómicas y específicamente la del Producto Interno Bruto que se publicó en términos nominales, dijo que “la intención es ocultar el tamaño de la crisis del país. Los supuestos económicos son falsos e inexistentes”.

Hallazgos

Entre los datos más relevantes que se observaron en el proyecto de ley, la directora de Transparencia destacó que las empresas públicas no petroleras, que se autogestionan y entregan dividendos al Gobierno, recibirán en 2016 un monto de Bs. 75.801 millones.

De ese monto, Bs. 70.736 millones se aportarán a las compañías financieras y Bs. 4.754 millones para las no bancarias.

Recordó que durante este año 2015, se les ha entregado recursos por el orden de los Bs. 162.518 millones, cuando inicialmente se les había presupuestado Bs. 36.328 millones.

“Exigimos información de los montos que se presupuestaron para cada una de las empresas, así como de las metas que se establecieron. Creemos que esos recursos están dirigidos a gasto corriente (nómina), pero ellas deberían sustentar ese gasto”.

Dijo que es fundamental que se presente toda la información de este tipo de empresas, número de trabajadores, dividendos, el aporte a la República y el tipo de impuesto que cancelan al Fisco.

Señaló igualmente que el poder ejecutivo se lleva el 74,5% del presupuesto, las gobernaciones y alcaldías un 13,2%, mientras que la Contraloría General de la República apenas un 0,08% del total. “El Programa de Alimentación Escolar tendrá más insuficiencias, así como la alimentación y vestimenta para los presos”.