Autoridades monetarias y financieras de Venezuela afirman que la economía venezolana entró en una "nueva racha de crecimiento" al informar de una recuperación de 4,2% durante el tercer trimestre del año 2011.

Sostienen que este crecimiento se basa en hechos reales como los resultados positivos de la construcción con alza de 10%, pero olvidaron un dato relevante: la caída de la producción de alimentos en el país que se ubicó en 9,1%, convirtiéndose en la cenicienta de este resultado general del PIB.

De acuerdo con cifras suministradas por el Banco Central de Venezuela (BCV), el sector petrolero aumentó 0,3% mientras que el sector no petrolero registró un alza de 4,4% entre julio y septiembre pasado.

"Prácticamente todos los sectores de la economía están creciendo. Vamos a a seguir la racha de crecimiento para el próximo año ya que los indicadores nos muestran que vamos a continuar esa senda de crecimiento", apuntó el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani.

Destacó que el mayor dinamismo en la construcción de vivienda y la recuperación del sector petrolero impactaron positivamente el desempeño económico.

Las cifras del organismo emisor revelan que dentro del sector no petrolero, el manufacturero registró un crecimiento de 2,1%, en el cual el rubro fabricación de alimentos y bebidas cayó 9,1% en contraste con 15,6% que obtuvo en el tercer trimestre de 2010.