Ante los fuertes indicios que muestran los delitos cambiarios cometidos en los últimos años en el país, el diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Hugbel Roa, manifestó que “desde la Asamblea Nacional estamos trabajando en una ley de repatriación de capitales para sancionar a aquellas empresas que realizaron hechos ilícitos contra la República”, afirmó.

Roa, en entrevista a Globovisión, señaló que la Fiscalía General de la República debe continuar la investigación sobre el uso indebido que realizaron empresas y personas naturales que fueron adjudicadas por los extintos Sitme y Cadivi, entre el 2012 y 2013.

El pasado 21 de mayo de este año, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, informó que en los próximos días sería publicada una lista con las “empresas de maletín” que incurrieron en ilícitos cambiarios, y que han sido investigadas por la institución desde hace tres años, así como mostró una relación de 277 personas naturales condenadas por el uso irregular de divisas.

El Gobierno nacional, durante el 2013, inició una serie de investigaciones luego de las declaraciones ofrecidas por la ex presidenta del Banco Central de Venezuela (BCV), Edmeé Betancourt, quien afirmó que el Estado había otorgado 20.000 millones de dólares a un conjunto de empresas de dudoso origen, cifra superior a las Reservas Internacionales actuales.

Propuesta de Copei

El 25 de marzo de este año, el diputado de Copei, Roberto Enríquez, entregó ante la Comisión Permanente de Política Exterior del Parlamento, el proyecto de ley de repatriación de capitales forajidos.

Enríquez recalcó que la idea surgió por una reunión sostenida con funcionarios del Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quienes le señalaron que en distintos bancos internacionales se encuentran depositados 350.000 millones dólares procedentes de personas jurídicas y/o naturales venezolanas sin justificación legal.

Afirmaciones de Giordani

El exministro de Planificación, Jorge Giordani, sostuvo durante el mes de marzo de 2013 que “Sitme lo eliminamos porque era cobija de los banqueros venezolanos. Ahora están pensando en un sistema alternativo a ver si le siguen llegando los reales”, recalcaba en ese entonces.

Agregó que fueron asignados un total de 25.000 millones de dólares a “un sector privado que importó chatarra”, aunque en sus señalamientos “no se escapan las empresas públicas y privadas”.

Según el ensayo divulgativo de Luis Enrique Gavazut, publicado en marzo de 2014, afirma que en el 2012 a Banco Central de Venezuela ingresaron 56.200 millones dólares a sus arcas, y que el 40%, según declaraciones del ministro de Interior y Justicia de aquel entonces, Miguel Rodríguez Torres, fueron otorgadas a “empresas de maletín”.

El estudio aclara que entre 2004 y 2012 se adjudicaron 108.576 millones de dólares a través de Cadivi y Sitme, de los cuales el 45% de esas divisas fueron repartidas a 100 empresas que, a su vez, representan solo el 0,1% de compañías que le asignaron recursos.

En el trabajo, Gavazut revela una lista de empresas que recibieron más divisas durante el período mencionado. Destacan General Motors, Sidor, Telcel, Toyota, Ford, Cargill, American Airlines, Procter and Gamble, Electricidad de Caracas y Cantv.

El investigador añade que estas 100 empresas recibieron por parte de los organismos cambiarios (Cadivi y Sitme) un total de 81.337 millones de dólares en 9 años.

Intuye el autor en el informe, Luis Enrique Gavazut que “si las cifras son correctas, entonces las empresas de maletín tienen necesariamente que ser en su mayoría nada más y nada menos las empresas más importantes, sólidas y reconocidas de este país, principalmente las empresas multinacionales de capital extranjero”, según argumentó el investigador.

Hay que resaltar que estas aseveraciones no han sido confirmadas oficialmente.