Caracas. Venezuela proyecta una expansión económica de un 6% para el 2013 y una inflación de entre 14 y 16%, dijo este martes el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, en la presentación del presupuesto de la nación petrolera que contiene metas más optimistas que en los dos años previos.

El escenario que soporta esos objetivos es de precios del crudo estables en torno a US$100 por barril (dpb) y la aplicación de controles que han logrado contener el alza de los precios al consumidor en los últimos meses.

"El año 2013 marca el inicio de una nueva etapa en el devenir político de Venezuela durante la cual la consolidación y expansión del poder popular, junto al ejercicio pleno de la soberanía, garantizarán la irreversibilidad del proyecto bolivariano", dijo Giordani al presentar el proyecto en la Asamblea Nacional.

El presidente Hugo Chávez ganó este mes una tercera reelección para el período 2013-2019, en el que ha prometido llevar al país socio de la OPEP hacia un "socialismo irreversible".

Para este año, Venezuela espera crecer entre un 5-6% y contener la inflación a niveles cercanos a 18%, frente al 27,6% del 2011.

El presupuesto -que debe ser aprobado por el legislativo- será de 396.406 millones de bolívares (unos US$92.187 millones), lo que supone un incremento del 33,1% respecto al del 2012, aunque las cifras finales aumentan sensiblemente a lo largo del año mediante créditos adicionales.

El despacho de las finanzas suele subestimar el precio del barril petrolero con el cual calcula el gasto público alegando utilizar un criterio "conservador" en las cuentas nacionales, mientras que el ingreso diferencial se destina a una docena de fondos extra presupuestarios manejados por el gobierno.

La firma local Econalítica estima que el gasto finalmente ejecutado este año ascenderá a unos 530.000 millones de bolívares (US$123.256 millones), desde los 297.837 millones de bolívares presupuestados originalmente, tras la aprobación de numerosas partidas adicionales para satisfacer las necesidades del creciente sector público.

La elaboración del presupuesto 2013 se hizo sobre la base de un barril a US$55, aunque el precio de la cesta venezolana de crudo promedia en lo que va de año 104,94 dpb.

Adicionalmente, un documento visto por Reuters estimó que la producción promedio de crudo del próximo año se situará en 3,46 millones de barriles por día (bpd), superior a los 3,1 millones de bpd planificados para 2012.

El despacho de las finanzas suele subestimar el precio del barril petrolero con el cual calcula el gasto público alegando utilizar un criterio "conservador" en las cuentas nacionales, mientras que el ingreso diferencial se destina a una docena de fondos extra presupuestarios manejados por el gobierno.

El ministro Giordani dijo que a través del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonden) y otros dos fondos bilaterales manejados con su aliado China, el Gobierno ha inyectado desde el 2005 al menos US$123.000 millones a proyectos banderas como la construcción de casas, fundación de empresas socialistas y compra de armamento.

El presidente del Banco Central, Nelson Merentes, dijo por su parte en la presentación del proyecto del presupuesto que "es correcto plantearse una meta de crecimiento de 6% porque hay un arrastre en el crecimiento para el próximo año y además el PIB potencial de Venezuela es superior al 6%".

El presupuesto no prevé cambios en el tipo de cambio de 4,3 bolívares por dólar vigente desde 2011, pese a que analistas esperan una devaluación en el próximo ejercicio.