Caracas. Venezuela publicó este lunes las reglas que regirán un nuevo mercado cambiario mediante el canje de bonos, con el que busca controlar un tercer tipo de cambio oficial atado a los precios de los títulos de deuda de la nación petrolera.

La publicación de la normativa en la Gaceta Oficial es el paso previo al lanzamiento de la plataforma E-bond, con la que el Banco Central de Venezuela (BCV) creará una banda de precios para la cotización del dólar alternativo y reactivará el mercado que ha estado paralizado por más de dos semanas.

"El Instituto determinará una banda de precios conforme a la metodología que estime conveniente", dijo la Gaceta.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó intervenir a mediados del mes pasado el mercado alternativo de cambio, donde el dólar se había disparado a máximos históricos.

Chávez acusó a las corredoras y casas de cambio de especulación financiera y lavado de narcodólares para desestabilizar a su gobierno socialista.

El mercado alternativo de cambios, crucial para mantener el ritmo de importaciones en un país que compra en el exterior más de 70% de sus productos, ha estado paralizado desde el 18 de mayo y ha desatado un mercado negro donde las cotizaciones son discrecionales por no tener referencias.

No está claro cuándo comenzará a operar el nuevo mecanismo, que se llama Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME).

Pero la Gaceta Oficial dijo que sólo serán autorizados a operar los bancos, entidades de ahorro y préstamo y casas de cambio. Las sociedades de corretaje y casas de bolsa están excluidas.

El gobierno está lanzando este mecanismo luego de que el "dólar paralelo" llegó en mayo a un máximo de 8,2 bolívares, muy por encima de las tasas oficiales de 2,6 y 4,3 bolívares que existen actualmente.

Venezuela aplica un férreo control de cambio desde el 2003 y devaluó el bolívar a principios de este año.