El año 2011 parece comenzar muy bien para los ingresos tributarios del Seniat en Venezuela, luego de un largo período de cifras negativas en términos reales, producto de los altos niveles inflacionarios y de la caída de la actividad económica.

Según la información oficial suministrada por el organismo, la recaudación total durante el pasado mes de febrero finalizó en 8.999 millones de bolívares fuertes (US$2.090 millones), lo que significó un incremento en términos nominales de 48,8% con respecto al mismo mes del año 2010 (6.049 millones de bolívares fuertes; US$1.405 millones). Mientras que en términos reales (descontando la inflación) registró un incremento de 15,6%.

Analistas consultados sostienen que a pesar de la alta inflación, otros factores incidieron en que el Fisco percibiera mayores ingresos por concepto de impuestos no petroleros.

Entre ellos destacan la recuperación económica a finales del año pasado y la medida de devaluación de la moneda decretada por el Ejecutivo, que entró en vigor a partir del 1° de enero de 2011, que estableció un solo tipo de cambio de Bs.F. 4,30 por dólar.

Después de mucho tiempo. A partir del cuarto trimestre de 2010 la economía venezolana empezó técnicamente a salir de la recesión, al registrar un crecimiento de 0,4%. Y esta situación -a juicio de Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica-, tiene un efecto directo sobre la recaudación tributaria.

"Según el Banco Central de Venezuela, los trimestres más malos ya pasaron y en teoría ya la economía se encuentra en una senda de recuperación y mucho más con el alza de los ingresos petroleros", acotó Oliveros.

La recaudación por concepto de Impuesto sobre la Renta (Islr) finalizó febrero en 1.587 millones de bolívares fuertes, lo que refleja un aumento de 55,6% en términos nominales y de 20,9% en términos reales. Durante el mismo período de 2010, el monto correspondiente a este tributo fue de Bs.F. 1.020 millones.

El Islr es un tributo que pecha los ingresos de las empresas, por lo que es un factor que denota cómo se encuentra la economía de un país.

"Es un elemento positivo, a pesar de la elevada inflación en Venezuela, el Seniat ha podido mostrar, después de mucho tiempo, cifras de recaudación positivas en términos reales", afirmó el director de Ecoanalítica.

El otro lado de la moneda. Otro elemento que pudo haber incidido positivamente en las cuentas del Seniat es el ingreso por renta aduanera. Con la devaluación, ahora toda mercancía que se declare en las aduanas del país, debe tramitarse a una tasa de Bs.F. 4,30 por dólar en vez de la de Bs.F. 2,60.

"Esto genera mucho más recursos en bolívares y tiene un efecto sobre la recaudación en las aduanas. Igual sucede con el cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) por importación.

Se debe recordar que las mayores compras externas están relacionadas con rubros alimenticios y medicinas, y estos ahora se deben declarar a la tasa de 4,30 bolívares fuertes por dólar", explicó Asdrúbal Oliveros.

En las cifras del Seniat se observa que la renta aduanera pasó de 619 millones de bolívares fuertes (febrero 2010) a 1.045 millones de bolívares fuertes (febrero 2011).

Este resultado refleja un incremento de 68,8% en términos nominales y de 31,2% en términos reales.

Entre tanto, el cobro del IVA a los importadores pasó de 748 millones de bolívares fuertes a 1.321 millones de bolívares fuertes, para una variación positiva de 76,6% en términos nominales y de 37,2% en términos reales.

El informe del organismo recaudador destaca que los ingresos totales por el cobro del IVA finalizaron en febrero en Bs.F. 5.876 millones frente a los Bs.F. 3.885 millones en el mismo período del año pasado.

Con estos resultados se observa que en términos nominales el crecimiento en la recaudación del IVA fue de 51,2% y de 17,5% en términos reales.

Superada la meta. El Seniat envió un comunicado en el que informa que "hasta la fecha se ha recaudado un total global de 26.000 millones de bolívares fuertes, lo que representa un sobrecumplimiento de 13,53%, respecto a la meta de Bs.F. 22.900 millones, establecida por el Ministerio de Planificación y Finanzas para el primer trimestre".

José David Cabello, superintendente del organismo, recordó que quedan solo ocho días para que los venezolanos puedan cumplir a tiempo con sus obligaciones tributarias.

"Hay más de 10.500 funcionarios dispuestos a resolver dudas e inquietudes. No dejen para última hora la declaración y pago del Islr. Esperamos no tener que sancionar a contribuyentes que incurran en ilícitos fiscales", indicó.

Señaló que hasta el momento se han superado en 15% las declaraciones electrónicas en comparación con las realizadas en 2010.