Por décimo año consecutivo el Índice de Clima Económico (ICE) de Venezuela coloca al país en el último lugar en el ranking al obtener 3,6 puntos lo que lo ubica por debajo de países de América Latina de 5,1 puntos promedio.

Lo mismo sucede con el Índice de Expectativas que otorga una media de 4,3 puntos para Venezuela, también por debajo a la obtenida por América Latina de 5,5 puntos, según el sondeo trimestral elaborado por el centro brasileño de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV) y la Universidad de Munich (Alemania).

El sondeo económico de América Latina sirve para monitorear y proyectar las tendencias económicas en base a informaciones aportadas por especialistas del área económica, en esta oportunidad se consultó a 148 especialistas de 18 países.

Los resultados se obtienen al promediar la evaluación dada por los encuestados sobre la actual coyuntura económica, llamado Índice de Situación Actual (ISA) y las expectativas para el futuro, denominadas Índice de Expectativas (IE).

La inflación fue una preocupación general en la región. "Predomina la incertidumbre respecto al rumbo de las respuestas de la política económica en un escenario de aceleración de la tasa de inflación, pero con un pasado reciente de crisis y desempleo. Luego, el empeoramiento en las expectativas reflejaría principalmente incertezas", según el informe del sondeo.

En el tema de inflación Venezuela fue uno de los países que mantuvo en promedio las proyecciones de inflación (27,9%) y un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,7% en el trimestre enero - abril, fecha que abarca el estudio.

América Latina. De los 11 países reseñados en el estudio, tres aumentaron en el ICE en abril (Argentina, Colombia y México) mientras que en enero seis tenían una mejora (Chile, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay).

Los mayores ICE registrados en abril fueron los de Chile, Paraguay y Uruguay, todos con índices iguales o superiores a los 7,0 puntos. Chile anotó 7,4 puntos, Paraguay 7,0 puntos al igual que Uruguay.

En la clasificación de los países por ciclos económicos, sólo Venezuela (2,2) y Bolivia (3,9), con un índice de situación actual y un índice de expectativas desfavorables, estarían encuadrados en los criterios del sondeo como si estuvieran en un ambiente recesivo. Argentina, Chile, Colombia, México, Paraguay, Perú y Uruguay están en la fase expansiva del ciclo, reseña el estudio.

Según el índice, Chile pasó desde la tercera a la primera posición en la región, mientras que Brasil cayó del cuarto al quinto lugar.

La media latinoamericana. El ICE de América Latina en enero fue de 5,8 puntos, la misma puntuación medida en octubre del año pasado y sólo 0,2 puntos por debajo del de julio de 2010 (6,0 puntos), cuando el indicador estaba en su mejor nivel en una década.

El resultado refleja una estabilidad luego de que el índice comenzara a subir gradualmente desde enero de 2009, cuando estaba en su peor nivel histórico (2,9 puntos) como consecuencia de la crisis económica mundial.

El clima de negocios permaneció estable en enero debido a que mientras el ISA avanzó 0,1 puntos (de 5,8 en octubre a 5,9 en enero), el IE retrocedió 0,1 puntos (de 5,8 a 5,7 en el mismo periodo).

Ese movimiento mostró que América Latina está un poco menos optimista con respecto al futuro, al contrario del mundo en general, en donde tanto el índice coyuntural como el de expectativas aumentaron.

La tendencia captada por el Sondeo en América Latina se repitió en la mayoría de las regiones o países del mundo: "estabilidad o mejoría de la situación actual y empeoramiento en las expectativas".