El Sistema Cambiario Alternativo de Divisas ( Sicad 2) fue recibido con grandes expectativas desde que inició sus operaciones el 24 marzo, y ha tomado impulso a pocos meses con una cotización que ronda los Bs. 50, logrando que economistas y el Gobierno coincidan en que “es la tendencia correcta”.

Temas coyunturales como la deuda de US$$4.200 millones que mantiene el Estado con las aerolíneas -según las últimas estimaciones de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela- ha fijado las miradas en este sistema que, además, permitiría sincerar los precios de los boletos en dólares.

“El Ejecutivo tenía que establecer un mecanismo viable, que sacara a la economía del entrampamiento en la que estaba imbuida por el diferencial que se creaba con el mercado paralelo”, indicó el economista Rafael Antolinez.