Caracas. El presidente Hugo Chávez anunció el jueves que el gobierno venezolano utilizará US$1.000 millones de sus reservas internacionales para reducir una gran cantidad de solicitudes de dólares por parte de importadores.

La mitad del total comenzaría a pagarse de manera inmediata, indicó Chávez, y cubriría las demandas de cerca de 1.800 compañías que solicitaron entre un dólar y US$1,5 millones a la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) del país.

Los otros US$500 millones comenzarían a pagarse durante la cuarta semana de este mes, agregó, y cubrirían las demandas de 582 compañías que solicitaron entre US$1,5 millones y US$3 millones.

Los dólares se pagarían a una de las tasas oficiales, 4,3 bolívares por dólar para importadores de productos no esenciales y 2,6 bolívares por dólar para importadores de productos esenciales, como medicamentos.

La decisión del gobierno se produce en medio de fuertes críticas al altamente controlado sistema cambiario del país que, según críticos, impide a los importadores a acceder a dólares, lo que estaba generando a una escasez de bienes y provocando un alza en la inflación.