Reuters.- Las ventas de casas usadas en Estados Unidos cayeron en junio por tercer mes consecutivo debido a que la persistente escasez de propiedades en el mercado hizo que los precios subieran a un máximo histórico, lo que probablemente marginó a algunos compradores potenciales.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) dijo el lunes que las ventas bajaron un 0,6% a una tasa anual desestacionalizada de 5,38 millones de unidades el mes pasado.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que las ventas de casas usadas subieran un 0,5%, a una tasa de 5,44 millones de unidades en junio.

Las ventas de casas usadas, que responden por alrededor de un 90% de las ventas de viviendas en Estados Unidos, cayeron un 2,2% en junio respecto al mismo mes de 2017.