Un influyente grupo de comercio mejoró el jueves su pronóstico para ventas minoristas de fin de año en Estados Unidos, apoyándose en los datos de noviembre y ante la expectativa de que los consumidores aún tienen más compras por hacer.

La Federación Nacional de Minoristas (NRF) dijo que ahora prevé que las ventas de fin de año suban un 3,8% a un récord de US$469.100 millones.

Esa cifra representa un alza respecto a la estimación que hizo el grupo en octubre, cuando anunció que esperaba un crecimiento de un 2,8%.

El nuevo pronóstico sin embargo se ubica por debajo del 5,2% registrado el año pasado, pero está por encima del incremento promedio de los últimos 10 años, de un 2,6%.

"El gasto del consumidor en esta temporada festiva ha superado las expectativas, si bien mucho compradores continúan ajustándose a sus presupuestos y compran solamente lo que necesitan", dijo en un comunicado el economista principal de NRF, Jack Kleinhenz.

La temporada de compras de fin de año, que comienza después del feriado estadounidense de Acción de Gracias, es vital para los minoristas desde Wal-Mart Stores Inc a Best Buy Co Inc y Gap Inc.

NRF encontró que las ventas de la industria en noviembre crecieron un 4,5% interanual y que el americano promedio ha realizado una menor cantidad de compras de fin de año respecto a años anteriores.

Eso, según el organismo, indica que muchos compradores realizaron en noviembre compras para sí mismos y aún tienen muchas por hacer.

Si bien los minoristas son "cautelosamente optimistas" respecto a que la temporada será mejor a lo inicialmente esperado, el presidente de NRF, Matthew Shay, dijo que "una serie de factores, incluyendo la crisis de deuda en Europa y las constantes discusiones en Washington, podrían afectar el gasto de los consumidores esta temporada de fin de año y a comienzos de 2012".