De enero a diciembre de 2012, la venta de primas de seguros en Panamá se situó en US$1,138 millones, lo que representó un 8,15% más que el año anterior cuando, según las estadísticas de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de dicho país, se colocó US$1,052 millones.

Solo en diciembre de 2012 se ofertaron US$85,8 millones más que el año anterior, lo que demuestra que los consumidores están tomando conciencia de la importancia que representa contar con una póliza de seguro, señalaron empresarios del sector al periódico Panamá América.

Los préstamos hipotecarios y de automóviles son algunos de los financiamientos que, por seguridad, las entidades financieras que operan en el país le exigen al cuentahabiente de una póliza de seguros con el objetivo de mantener la misma en buen estado para revenderla y garantizar el recobro del saldo crediticio.

El cliente debe tener claro que los ramos de seguros como de autos, hipotecas, entre otros no cubren el contenido (pertenencias) de las personas, como los muebles en el caso de viviendas y artículos de valor en los vehículos.

Eduardo Fábrega, presidente de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea), explicó que al adquirir este tipo de seguro, solo están cubriendo la edificación como medida de seguridad para mantener la misma en buen estado y así poder garantizar el recobro del financiamiento.