Santiago. Las ventas del comercio minorista en la capital chilena cayeron un 2,2% en julio, influidas por una baja en el sector de los supermercados y debido a efectos de calendario, luego del fuerte repunte anotado en el mes previo, dijo este lunes el gremio del sector.

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) informó que las ventas del séptimo mes, que se comparan con un alza del 6,6% en junio, estuvieron marcadas por un sábado menos y dos lunes feriados frente a igual mes del 2017.

La actividad tradicional en el rubro de supermercados disminuyó un 5,0% en julio, la mayor contracción desde agosto de 2016, acumulando en los siete meses del año una baja de 1,0% real anual.

"Creemos que este año el sector minorista irá levemente de menos a más, ayudado en parte por una menor base de comparación en la segunda mitad del año", dijo el gremio del comercio.

"Los riesgos de este crecimiento se encuentran por el lado de la debilidad del mercado laboral y los salarios y también por el efecto inflacionario que pueda tener el alza del dólar en los precios locales", agregó.

Con el resultado del séptimo mes, las ventas del comercio minorista en Santiago acumularon un alza del 1,4% entre enero y julio.