Las ventas en los supermercados aumentaron durante diciembre 35,5% en relación a igual mes de 2012, mientras que en los shoppings, el alza fue de 19,9%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La dependencia oficial detalló que la facturación de los supermercados medida a precios corrientes, alcanzó en diciembre a los 17.523,6 millones de pesos (US$2.185,5 millones), 49,3% más que en igual mes de 2012, y 42,3% por encima de noviembre.

De esta manera, y con un alza de precios implícitos que el Indec calculó en 9,4% durante el 2013, las ventas en los supermercados aumentaron 28,6% respecto al 2012, al sumar un monto total de  137.737 millones de pesos.

Por su parte, en la medición a precios constantes y desestacionalizados, las ventas en los supermercados de diciembre estuvieron 35,5% por sobre las de igual período del 2012, y resultaron 11,3% superiores a las de noviembre.

En tanto en los grandes centros de compra, las ventas aumentaron durante el año pasado 28,9% respecto al 2012, para sumar algo más de 24.480 millones de pesos, con un avance de 9,7% en la medición de precios implicitos, informó el Indec.

Como viene ocurriendo en los últimos años, los shopings lanzaron durante diciembre campañas de descuentos de hasta 50% en varios productos, y la apertura de los locales hasta las 3:00 de la madrugada, lo que generó un “furor” comprador.

En este contexto, las ventas a precios corrientes alcanzaron los 3.428 millones de pesos (US$427,5 millones), 28,8% que en igual mes del 2012, y 62,7% por encima de las de noviembre.

En tanto, las ventas a precios constantes y desestacionalizados, estuvieron en diciembre 19,9% por sobre las de igual mes del 2012, y 2,2% en comparación a noviembre.

En los primeros días de enero, el gobierno puso en marcha un acuerdo de precios administrados con cadenas de supermercados, proveedores y empresas productoras de alimentos, higiene y perfumería, como parte de un plan destinados a alentar el consumo sin que se aumenten los valores de los productos esenciales.

En ese contexto, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que desde el gobierno "queremos que el consumidor tenga productos con precios acordados", y destacó que  "vamos a ser rigurosos en la fiscalización y control de precios", con la finalidad de "generar una reducción de expectativas".

"Los empresarios tienen que invertir y no generar factores de presión por un tipo de cambio", subrayó Capitanich al poner en marcha el plan "Precios Cuidados".