Brasilia. Las ventas minoristas de Brasil se contrajeron inesperadamente en febrero, remarcando una recuperación irregular del dominante sector de servicios en el país luego de la peor recesión en décadas.

Las ventas minoristas cayeron un 0,2% en febrero respecto a enero, dijo este jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban un incremento de 0,80%. La lectura fue incluso menor que el pronóstico más pesimista en el sondeo de un incremento de 0,3%.

En la medición interanual, las ventas minoristas aumentaron un 1,3% en febrero, lo que se compara con expectativas de un aumento de 4,0% arrojado en un sondeo de Reuters.

La debilidad en las ventas de combustible debido a los altos precios respondieron por una gran porción de la desaceleración dijo el IBGE.

Los servicios, que representa cerca de un 60% del producto interno bruto (PIB) de Brasil, han tenido altibajos pese a señales claras de una tendencia alcista.

En tanto, la producción industrial, que se beneficia de la demanda exterior y de la debilidad cambiaria, ha atravesado un alza sostenida con su tasa de crecimiento más veloz en cinco años.