Sao Paulo. La actividad minorista en Brasil cerró 2012 con un crecimiento de un 6,4%, su ritmo de expansión más bajo de los últimos tres años, informó el martes la firma de investigación económica Serasa Experian.

El crecimiento apenas supera al de 2009, cuando la economía brasileña vivió en el primer semestre una recesión como consecuencia de la crisis financiera mundial de 2008.

En 2010 y 2011, la expansión de la actividad había sido de un 9,6% y de un 7,8%, respectivamente.

En diciembre, las ventas minoristas aumentaron un 2,8% respecto del mes previo.

La expansión de 2012 fue liderada por el sector de electrodomésticos e informática, con un alza de un 7,7%; y por el sector de materiales de construcción y muebles, cuya actividad subió un 7,6%.

"La presencia de incentivos fiscales en esos sectores fue un fuerte impulso para el desempeño en 2012", dijeron los economistas de Serasa.