Nueva York. La mayoría de las principales cadenas minoristas de Estados Unidos reportaron este jueves ventas comparables de abril menores a lo esperado, lo que sugería que las esperanzas de Wall Street para un rebote del consumo se anticipó al verdadero ritmo de la recuperación.

Las ventas en tiendas abiertas por al menos un año aumentaron un 0,5% en abril, mucho menos que el 1,7% que vaticinaba Wall Street.

Casi un 70% de los 28 minoristas observados por Thomson Reuters decepcionó, y las peores bajas fueron de algunas firmas de ropa como Gap Inc o Abercrombie & Fitch.

Los deslucidos resultados arrastraron a las acciones del sector, incluidas las del operadores de clubes de almacenes Costco, que se hundían un 3,1%, y las de Target Corp que bajaban un 0,5%. Las ventas también presionaban al mercado en general.

Los títulos de Gap se derrumbaban un 4%, mientras que los de Abercrombie y su rival Aeropostale perdían un 7,5% y un 5%, respectivamente.

El índice minorista de Standard & Poor's descendía un 1,4% y los papeles de Wal-Mart Stores Inc, que no reporta sus venta mensuales, restaban un 0,9%

"Sabemos que probablemente las cosas no se pondrán peor, pero el consumidor no está allí afuera llevándonos adelante", destacó Stephen Hoch, profesor de mercadeo de Wharton School.

Los resultados llegaron una semana después de datos que mostraron que la economía de Estados Unidos se expandió a una tasa anual de un 3,2% en el primer trimestre, el mayor ritmo del gasto de consumo en tres años.

Pero eso se tradujo en resultados mixtos para los negocios de Estados Unidos, dado que la gente es más selectiva sobre dónde invierten, dijeron los analistas. Además, un nuevo reporte sobre los pedidos de subsidios al desempleo mostró una caída levemente menor a la esperada, lo que sugería una recuperación más gradual.