Río de Janeiro. Las ventas del comercio minorista en Brasil, uno de los motores económicos del país, retrocedieron un 0,3% en junio en comparación con el mes anterior, en lo que es el segundo descenso consecutivo, informaron este viernes autoridades.

Según divulgó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), las ventas del comercio minorista sufrieron las consecuencias de la huelga que miles de camioneros realizaron por todo el país a finales de mayo en protesta contra el aumento del precio de los combustibles.

Este paro provocó una caída de las ventas del 1,2% en mayo, de acuerdo con datos oficiales.

Con el resultado de junio, el sector minorista cerró el primer semestre del año con un crecimiento del 2,9% de las ventas, el segundo semestre positivo consecutivo tras haber encadenado cinco semestres seguidos de contracción.

Teniendo en cuenta únicamente el segundo trimestre, la expansión fue del 1,6%, muy por debajo del 4,3% del primer trimestre.

En comparación con junio de 2017, las ventas del comercio minorista aumentaron un 1,5%, el decimoquinto resultado positivo seguido en este tipo de comparación.

En el acumulado de los últimos doce meses hasta junio, el sector acumuló un aumento de las ventas del 3,6%, agregó el IBGE.

Según el Instituto, el resultado de junio refleja nuevamente los efectos negativos que tuvo la huelga de camioneros de finales de mayo.

"Los impactos de la huelga se localizaron en la actividad de hiper y supermercados, que está compensando un movimiento alto observado en mayo", por la anticipación en las compras realizadas por la población en los supermercados "ya que algunas familias, preocupadas con el desabastecimiento, anticiparon sus compras", aseguró.

Otro factor que explica la lenta recuperación del comercio minorista es la actual coyuntura económica, con un alto desempleo, lo que frena el consumo de las familias.

De las ocho actividades minoristas analizadas, apenas la de combustibles (-1,9%) y la de supermercados (-3,5%) tuvieron un resultado negativo en junio, mientras que en el otro lado, destacó la expansión del sector de muebles y electrodomésticos (4,6%).