Washington. Las ventas de los minoristas estadounidenses cayeron en junio por tercer mes consecutivo al bajar la demanda por autos, productos electrónicos y materiales para la construcción, mostró este lunes un informe oficial.

Las ventas sufrieron un retroceso del 0,5%, desafiando las expectativas de un alza del 0,2%. Se trata de la primera vez desde fines del 2008 en que las ventas caen por tres meses consecutivos.

El informe suma preocupación sobre la salud de la economía y agrega presión al presidente Barack Obama, que buscará su reelección en noviembre.

Además, aumenta las posibilidades de que la Reserva Federal lance otra ronda de compra de bonos para dar un espaldarazo a la economía.

Las ventas de autos y sus partes cayeron un 0,6%, mientras que las de electrónicos y electrodomésticos bajaron un 0,8%.

Excluyendo los autos, las ventas descendieron un 0,4%.

La baja en las ventas es preocupante dado que el gasto del consumidor representa cerca de dos tercios de la economía estadounidense.