Washington. Las ventas minoristas en Estados Unidos registraron en febrero su mayor alza en cinco meses, debido a que los consumidores se volcaron a comprar vehículos motorizados y un amplio conjunto de bienes, incluso cuando tuvieron que pagar más por la gasolina, según datos divulgados el martes.

Las ventas totales al por menor se incrementaron un 1,1%, tras un aumento revisado al alza de un 0,6% en enero, dijo el departamento de Comercio.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters pronosticaban un aumento del 1% tras el alza del 0,4% reportado originalmente para el primer mes del año.

Las ventas del mes pasado fueron impulsadas por un incremento del 1,6% en las ventas de vehículos de motor, reflejando la mejora en la demanda de las familias y la creciente confianza en la economía a medida que se crean empleos.

Si se excluyen autos, las ventas minoristas crecieron un 0,9%, tras un alza revisada del 1,1% en enero.

Las ventas en las gasolineras aumentaron un 3,3%, el mayor incremento desde marzo del año pasado, tras un 1,9% en enero.

Si se excluyen autos y gasolina, las ventas aumentaron un 0,6% el mes anterior.