Río de Janeiro. Las ventas del comercio minorista brasileño crecieron 2% en noviembre pasado frente a octubre, en lo que fue la primera alza en la comparación mensual en cinco meses, informó hoy el gobierno.

     Según los datos presentados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el incremento de noviembre fue el mayor en la comparación mensual desde julio de 2013, cuando las ventas minoristas aumentaron 2,9%.

     Pese al alza respecto a octubre, las ventas minoristas disminuyeron 3,5% en comparación con noviembre de 2015, para registrar así la contracción número 20 de manera consecutiva.

     En el acumulado del año, las ventas del comercio minorista registran un descenso del 6,4%, la mayor baja acumulada desde 2001, cuando se empezó a medir.

     En los últimos 12 meses hasta noviembre, las ventas minoristas registraron una contracción del 6,5%, según el IBGE.

     Cinco de los ocho sectores analizados tuvieron un resultado positivo en noviembre pasado, liderados por artículos de uso personal y doméstico con 2,1%.

     Grandes mercados, supermercados, productos alimentarios, bebidas y tabaco registraron un aumento en sus ventas de 0,9%.

     En contra parte, disminuyeron las ventas en el sector de tejidos, vestimenta y calzado con una baja de 1,5%; libros, periódicos, revistas y papelería lo hicieron en 0,4%; y las ventas de combustibles y lubrificantes decrecieron 0,4%.

     En 2015, las ventas del comercio minorista -durante años el motor de la economía brasileña- cayeron 4,3%, el peor resultado desde 2001.