Washington. Los contratos de ventas pendientes de casas usadas cayeron en junio a niveles récord, ya que los compradores se mantuvieron al margen del mercado de la vivienda, mostró este martes un informe de la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

La asociación dijo que el índice de ventas pendientes de casas, basado en los contratos firmados en junio, cayó a un mínimo histórico de 75,7 desde una revisión a 77,7 en mayo.

Los economistas consultados por Reuters esperaban un aumento de 0,6% en las ventas pendientes de casas en junio.