*Este contenido es auspiciado por Invoiceware International. Cuando se trata de tener un ambiente de negocios favorable, pocos se asocian con más regulaciones como la respuesta. Problemas de los cumplimientos obligatorios cada vez más complicados con frecuencia crean más burocracia, lo que hace que sea mucho más difícil de lograr las cosas en la manera más eficiente posible.

Con esto en mente, los empresarios que operan en Latinoamérica -gestionan  transacciones con empresas o clientes que están basados en esta parte del mundo- probablemente están muy consciente del mandato de la facturación electrónica que está actualmente en vigor en varios países, incluyendo a México, Chile, Brasil, Perú, Uruguay, Ecuador y Argentina. El mandato requiere que los vendedores registren las facturas con las autoridades tributarias para que el gobierno pueda hacer un seguimiento del tipo de comercio que está teniendo la región en su lugar.

Y aunque este nuevo cumplimiento obligatorio puede parecer como una cosa más para complicar las compras y ventas del proceso, el mandato de facturación electrónica es realmente un gran desarrollo que las empresas pronto pueden llegar a apreciar.

El siguiente listado destaca algunas maneras en que la inclusión del gobierno en la economía puede llegar a tener efectos más positivos que negativos:

Ayuda a reducir el fraude tributario. Fernando Martínez Coss, un oficial del servicio de la Administración Tributaria de México, recientemente le dijo al Economista que el mandato de facturación electrónica fue puesto en vigor con el fin de poder manejar las empresas que no estén pagando sus impuestos. El gobierno ha perdido una gran cantidad de sus ingresos como resultado de estos esquemas, tanto como US$3,4 billones entre el 2007 y el 2009. No sólo es contra la ley, pero esta actividad ilegal en última instancia perjudica al país en el que se colectan los impuestos, ya que gran parte de estos ingresos son reinvertidos al público a través de inversiones en infraestructura y servicios públicos.

Sin embargo, con el mandato de facturación electrónica, el gobierno puede mejorar sus capacidades de auditoría pudiendo localizar las empresas que todavía tienen que pagar impuestos, gracias a las facturas que se registran cuando ocurrieron las transacciones.

Da una mejor imagen del consumidor a las empresas. Los dueños de los negocios prosperan atender a sus clientes como ellos quieren. La mejor manera de poder hacer esto es revisando las compras que hallan echo en el pasado. Como dice el viejo refrán, el mejor indicador del futuro es el comportamiento del pasado. Y es por eso, que la facturación electrónica es el mejor amigo de grandes datos porque les da a los emprendedores una copia impresa de los consumidores y de las otras empresas que están comprando. En otras palabras, la facturación electrónica proporciona una mayor percepción en el consumidor para que las empresas sepan dónde deben concentrar sus esfuerzos.

Hace más eficiente los procesos de negocio global. Aunque siempre es importante de que un consumidor este seguro acerca del producto o servicio que esté comprando, una vez hecha la decisión, el proceso de transacción idealmente debe ser corto y dulce. Con la facturación electrónica, el proceso de cuentas por pagar es eficiente a través del procesamiento de validación de las facturas con las órdenes de compras y las entradas de mercancía. Esto también ayuda a las empresas con el inventario. En otras palabras, porque hay una copia de qué los objetos se han comprado, los dueños de los negocios pueden determinar qué cosas necesitan de su proveedor para asegurarse de que tengan suficiente surtido de los artículos más buscados.

Reducirse los costos y el acceso a capital. Como señalado por el Economista, las facturas en papel en México antes costaban aproximadamente US$12,50 cada una. La razón de esto era porque el proceso era muy intenso, las facturas tenían que ser impresas, entregadas y almacenadas. La facturación electrónica ha ayudado a reducir mucho de estos pasos. Siempre y cuando tengan la tecnología adecuada y los servicios de cumplimiento, la facturación electrónica cuesta menos y también es mejor para el medio ambiente ya que elimina la necesidad de papel.

Muchas de las empresas ven lo negativo, pero muchos de los procesos de negocios pueden reducir los costos de operación. Más importante aún, la automatización forzada abre la oportunidad para el financiamiento de cadenas de suministro en la región que puede aportar más liquidez y mejorar la gestión del flujo de efectivo para empresas en crecimiento en toda la región.

*Este contenido es auspiciado por Invoiceware International. Si desea, suscríbase al blog de Invoiceware International para obtener las últimas actualizaciones para el mantenimiento de cumplimiento en Latinoamérica.