Shanghái. La visita de Estado del presidente Pedro Pablo Kuczynski a China ha generado un compromiso para que empresarios de dicho país inviertan en el Perú, sostuvo el vicepresidente Martín Vizcarra, al resaltar que el viaje fue una medida acertada.

“Hablar con el presidente de China en Beijing (Xi Jinping), con su primer ministro y el ministro transportes es generar un compromiso del país y de los empresarios chinos en ver al Perú y tratar de llevarlos para que inviertan en nuestro país”, afirmó.

“Esa intención tiene resultados positivos porque en las reuniones que hemos participado con sectores del estado y empresas que tienen participan del estado hay esa voluntad e interés de participar en el Perú”, añadió Vizcarra en TV Perú.

Según remarcó, haber elegido a China como primer destino de una visita de Estado ha sido positivo, considerando que se trata de la primera o segunda potencia económica mundial que tiene crecimiento sostenido hace dos décadas.

Dicho crecimiento, indicó el también titular de Transportes, lo convierte en socio estratégico del Perú en el camino de lograr también aquel crecimiento sostenido.

“Tener a China, con su potencial económico y crecimiento de infraestructura impresionante como aliado sería muy ventajoso para el Perú”, manifestó al recordar que el interés mostrado en China sobre inversiones en infraestructura, turismo y minería.

Consultado sobre la posibilidad de que ingrese al país la aerolínea China Eastern mencionó que el próximo mes vendrá una misión para conversar con funcionarios de Transportes y de Comercio Exterior y Turismo para conocer el mercado y en función de ello ver un plan de trabajo.

Hay interés por llegar a Sudamérica a través de un socio y con escala en Europa y Estados Unidos, en una primera etapa, comentó Vizcarra.

También señaló que, de acuerdo a un estudio preliminar hecho en China sobre el corredor bioceánico, este costaría 60,000 millones de dólares, y Perú tendría que financiar 35,000, un monto de inversión que no se ve atractivo y con el cual podría ejecutar de diez a 20 proyectos de importancia en las regiones.   

Reiteró, en ese sentido, la importancia del proyecto del tren de cercanías, que tendría una inversión menor y con resultados más próximos para la población.