Nueva York. Las acciones estadounidense cerraron este jueves su mejor sesión de las últimas nueve, gracias a los positivos datos chinos y por señales saludables en el mercado de deuda del euro, a lo que se sumó que inversores demandaron títulos golpeados en la reciente corriente vendedora.

El sector de energía encabezó un avance que fue general, con un alza de casi todas las acciones del S&P 500, con excepción de cuatro.

El índice de energía del S&P subió 4,9%. Las acciones de la petrolera británica BP plc que se negocian en Nueva York escalaron 12,3% a 32,78 dólares, un día después de una caída de cerca de 16%.

Los títulos de la empresa de servicios petroleros Baker Hughes Inc escalaron 10,6% a 42,42 dólares, por una mejor recomendación de JPMorgan.

España vendió 3.900 millones de euros en bonos de referencia a tres años, con una fuerte demanda, una señal positiva para los inversores preocupados por el interés en la deuda de las atribuladas naciones europeas.

El euro subió 1,2% frente al dólar y se negoció por encima de los 1,21 dólares.

China confirmó que sus exportaciones escalaron cerca del 50% en mayo, en comparación con el mismo mes del año anterior, lo que calmó a los inversionistas preocupados por el impacto de la crisis europea en el crecimiento mundial.

"La subasta del mercado de bonos español funcionó bien y la fortaleza de las exportaciones de China fue beneficiosa", dijo Brian Lazorishak, gerente de portafolio de Chase Investment Counsel. "Hubo noticias cada vez mejores de muchos de los que propiciaron las bajas del mercado", añadió.

El promedio industrial Dow Jones escaló  2,76% a 10.172,53 unidades. El índice Standard & Poor's 500 subió 2,95% a 1.086,84 unidades, mientras que el índice Nasdaq Composite ganó 2,77%, a 2.218,71.

Alza en mercados locales. El desempeño de los mercados externos también empujó a las plazas locales.

La bolsa de Brasil subió con fuerza, en línea con los mercados internacionales e impulsada por los sectores de minería y siderurgia, mientras que la moneda, el real, también se apreció.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, trepó 2,55% a 63.048,80 puntos, con lo que absorbió la pérdida del 0,51% del miércoles.

En tanto, la bolsa mexicana avanzó 2,25%, en línea con los mercados internacionales. El principal índice bursátil, el IPC, terminó la sesión en 31,910 puntos.

Por su parte, las acciones y los bonos soberanos de Argentina cerraron en alza el jueves, en sintonía con los mercados mundiales, tras los datos chinos.

El índice líder Merval de Buenos Aires, que mide el desempeño de las 15 principales empresas del mercado, finalizó con un alza de 1,99% a 2.261,78 puntos.