Nueva York. Wall Street lograba este miércoles borrar las pérdidas con las que arrancó el día y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía el 0,11% para volver a alcanzar máximos históricos por séptima jornada consecutiva.

Ese índice, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EE.UU., se deshacía de los números rojos y sumaba a esta hora 15,48 puntos para colocarse en las 14.465,54 unidades, con lo que nuevamente se situaba en niveles jamás vistos en sus casi 117 años de historia.

De mantener su tendencia alcista hasta el cierre de la sesión, el Dow Jones no solamente encadenaría siete récords históricos consecutivos sino que se anotaría una racha alcista de nueve sesiones por primera vez desde 1996.

Algo parecido ocurría con los otros dos principales indicadores de Wall Street: el selectivo S&P 500 subía el 0,16% (2,46 puntos) para colocarse en las 1.554,94 unidades, con lo que volvía a recortar distancias con su máximo histórico, y el índice compuesto del mercado Nasdaq ganaba el 0,14% (4,41 puntos) hasta 3.246,73.

Los inversores neoyorquinos no parecen estar dispuestos a echar el freno a su prolongada sed compradora, a lo que ayudaba un dato macroeconómico mejor de lo previsto en EE.UU. como fue el aumento del 1,1% de las ventas minoristas en febrero, el mayor incremento en cinco meses.

Wall Street conseguía flotar al terreno positivo una vez cerrados los mercados de valores europeos, que registraron pérdidas del 1,74% en Milán, del 0,4% en Madrid y del 0,1% en París, después de conocerse que la producción industrial cayó un 0,4% en la zona del euro y en el conjunto de la Unión Europea en enero.

Apoyando las ganancias de los mercados de valores neoyorquinos estaban el sector de los transportes (0,45%), el tecnológico (0,17%) y el financiero (0,17%), mientras que alrededor de la mitad de los componentes del Dow Jones se colocaba a esta hora en positivo, liderados por la tecnológica IBM (0,58%).

El lado negativo de ese índice lo encabezaba el productor de aluminio Alcoa (-0,75%).

Más modesto era el descenso de Boeing (-0,15%) un día después de que la agencia federal de seguridad aérea de EE.UU. aprobara el plan de la aeronáutica para solucionar el problema en las baterías de sus modelos 787 "Dreamliner", aunque todavía requiere de análisis y pruebas.

Fuera de ese índice, el buscador Google cedía el 0,59% tras haber acordado pagar US$7 millones a más de una treintena de estados de EE.UU. por haber vulnerado la privacidad de los ciudadanos en la recopilación de datos para su servicio Street View.

Mientras, Apple subía el 0,81% a falta de un día para que Samsung presente en Nueva York la última generación de su popular Galaxy S, con el que pretende intensificar la batalla que libra con el iPhone.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a US$92 por barril, el oro descendía a US$1.585,2 la onza, el dólar avanzaba frente al euro (que se cambiaba por US$1,2958), y la rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años progresaba al 2,03%.