Nueva York. Las acciones de Estados Unidos caían este viernes ya que el reciente recrudecimiento en las negociaciones de un paquete de rescate financiero para Grecia encaminaba al S&P 500 a quebrar su racha de tres días consecutivos de ganancias.

El promedio industrial Dow Jones caía 125,48 puntos, o un 0,97%, a 12.764,98 unidades, en tanto el índice Standard & Poor's 500 cedía 13,09 puntos, o un 0,97%, a 1.338,86 unidades.

El índice Nasdaq Composite retrocedía 27,97 puntos, o un 0,96%, a 2.899,26 unidades.

Las ventas eran extensas, colocando a cada uno de los 10 principales sectores del S&P en territorio negativo en las primeras operaciones de la mañana. El índice CBOE de la volatilidad, un indicador de la volatilidad conocido como "índice del miedo" de Wall Street", se disparó más de un 7%, su mayor salto en tres meses.

"Quieren una resolución vinculante a la que cualquier gobierno posterior de Grecia se vea obligado a cumplir y yo puedo comprender la reticencia de los funcionarios de la UE de querer esto". Phil Orlando, estratega de Federated Investors, Nueva York.

Las acciones subieron modestamente el jueves, con lo que el índice Standard & Poor's 500 acumulaba un 7,5% en lo que va del año, después de que partidos griegos aparentemente habían alcanzado un acuerdo para aplicar reformas, dejando a las acciones preparadas para una retracción.

Pero el acuerdo fue un revés porque los trabajadores en Grecia hicieron una huelga para oponerse a las medidas de reforma fiscal requeridas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Al mismo tiempo, el ministro de finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, afirmaba que la nación necesitaba alcanzar una decisión a la brevedad respecto a aceptar los términos del acuerdo.

"Quieren una resolución vinculante a la que cualquier gobierno posterior de Grecia se vea obligado a cumplir y yo puedo comprender la reticencia de los funcionarios de la UE de querer esto", dijo Phil Orlando, estratega en jefe del mercado de acciones en Federated Investors, en Nueva York.

Los descensos ubicaron al referencial S&P 500 en camino a su primera caída semanal en las últimas seis.

El índice general de Thomson Reuters/University of Michigan de la confianza del consumidor descendía a 72,5 a principios de febrero de los 75,0 de enero, que fue el nivel más alto desde febrero del 2011.

Las acciones de los bancos caían ante las preocupaciones sobre los últimos obstáculos infranqueables en la crisis de deuda.