Nueva York. Las acciones estadounidenses cayeron este lunes, en una de las sesiones de menor volumen de este 2010, porque los inversores se refugiaron en papeles defensivos, debido a que una ola de fusiones y adquisiciones no consiguió borrar la preocupación por un estancamiento de la economía.

Analistas dijeron que la reciente serie de fusiones y adquisiciones apunta a que las empresas siguen haciendo ganancias a través de recortes de costos, más que con un crecimiento de los ingresos, lo que subraya la debilidad de la economía.

Las acciones de tecnología pesaron sobre el mercado y provocaron una caída del Nasdaq. Una posible guerra de ofertas por la empresa de almacenamiento de datos 3PAR, entre Hewlett-Packard Co y Dell Inc, causó un derrumbe del 2 por ciento de las acciones de HP.

La oferta sigue a otros acuerdos anunciados la semana pasada, incluidas propuestas de adquisición de Intel Corp y BHP Billiton, lo que ayudó a una subida de los índices en la apertura de la sesión.

"Por sobre de la emoción por las fusiones y adquisiciones, que no tuvieron una larga vida, está el hecho de que los datos económicos siguen siendo muy débiles y hay preocupación de que la mala racha económica tenga el potencial de transformarse en algo más grande", dijo Bucky Hellwig, vicepresidente senior de BB&T Wealth Management.

Analistas dijeron que la reciente serie de fusiones y adquisiciones apunta a que las empresas siguen haciendo ganancias a través de recortes de costos, más que con un crecimiento de los ingresos, lo que subraya la debilidad de la economía.

Las fusiones generalmente también provocan recortes de empleos, lo que puede generar otra nube oscura sobre el ya débil mercado laboral.

El promedio industrial Dow Jones cedió 39,21 puntos, o 0,38%, a 10.174,41 unidades. El índice Standard & Poor's 500 perdió 4,33 puntos, o 0,40%, a 1.067,36 unidades.

El índice Nasdaq Composite retrocedió 20,13 puntos, o 0,92%, a 2.159,63 unidades.

El S&P 500 también quebró un soporte técnico en los 1.170 puntos, tras mantenerse por encima de ese piso en las primeras horas de la sesión.

Las ganancias de las empresas eléctricas, de cuidado de la salud y otros sectores defensivos frenaron los retrocesos.

En América Latina. La bolsa de Brasil cayó con fuerza este lunes, por tercera sesión consecutiva, arrastrada por una pérdida de las acciones del gigante minero Vale y de los principales índices de Wall Street, mientras que la moneda, el real, también se debilitó.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa. BVSP, cayó un 1,04% a 65.981,86 puntos, con lo que amplió la pérdida del 0,31% del viernes.

La bolsa argentina también cayó en su sesión por una baja de acciones de los sectores bancario y siderúrgico, en medio de evidentes toma de ganancias, mientras que los bonos mantuvieron se fortalecieron levemente

Operadores dijeron que el mercado permaneció cauteloso, en línea con un retroceso de Wall Street, lo que se evidenció una clara baja del volumen.

El índice bursátil Merval de Buenos Aires descendió 2,88% a 2.368,63 puntos, y los títulos públicos en la plaza extrabursátil ganaron 0,2% en promedio.

El mercado accionario mexicano también cayó, siguiendo la tendencia de Wall Street, y por un mercado nervioso ante una amenaza de bomba en la bolsa mexicana de valores sobre el final de la jornada

El principal índice bursátil IPC .MXX perdió 0.46% y se ubicó en los 32,142 puntos, con un volumen de 227 millones de acciones

"Tras la noticia que vimos de una amenaza de bomba en la bolsa el mercado si marcó más su baja, sin embargo los mercados en Estados Unidos también aumento la baja, así que no pensamos que le afecto tan directamente", comentó un operador.