Las acciones estadounidenses caían este miércoles, borrando alzas previas, debido a que las sólidas ganancias de Cisco no fueron suficientes para contrarrestar la ansiedad de los inversores sobre las negociaciones en torno al presupuesto de Estados Unidos y los problemas económicos en Europa.

Wall Street abrió al alza después de que Cisco Systems Inc, que integra el índice Dow Jones, reportó mayores ingresos trimestrales y utilidades que superaron el promedio de las estimaciones de analistas, lo que disparó sus acciones en un 6,7%, a US$17,98 . Pero el ímpetu duró poco.

El índice S&P 500 ha caído 3,8% en los últimos cinco días de negociación. El índice cerró por debajo del promedio móvil de 200 días por cuarto día consecutivo este martes, un indicador técnico que sugiere que los recientes descensos podrían cobrar fuerza de nuevo.

El promedio industrial Dow Jones bajaba 51,30 puntos, o 0,40%, a 12.704,88. El índice Standard & Poor's 500 cedía 4,94 puntos, o 0,36%, a 1.369,59, mientras que el Nasdaq Composite perdía 3,27 puntos, o 0,11%, a 2.880,62.

Pese a las ganancias de Cisco este miércoles, el sector tecnológico ha registrado un desempeño débil últimamente, cayendo casi 10% en los últimos dos meses por decepcionantes resultados de Google y otras compañías. Este fue el sector de peor desempeño el martes.

Entre otras compañías, los papeles de Abercrombie & Fitch Co subieron 27%, a US$39,65, tras anunciar un fuerte incremento en sus ganancias trimestrales y un pronóstico para el año que superó las estimaciones de analistas. Los títulos de Staples Inc subieron 2,3%, a US$11,51 tras reportar beneficios que superaron las proyecciones.

Pero las operaciones en Wall Street dependerían en parte de los problemas macroeconómicos en momentos en que inversores lidian con el impacto de la crisis de deuda europea y el "abismo fiscal" en Estados Unidos, una serie de alzas tributarias y recortes en el gasto que entrarían en rigor el próximo año.

Los analistas dicen que todavía faltan semanas para que los legisladores se sienten a negociar seriamente en torno al "abismo fiscal", pero que si el Congreso no logra ponerse de acuerdo podría empujar a la mayor economía mundial a una nueva recesión.

Las ventas minoristas de Estados Unidos bajaron 0,3% en octubre por primera vez en tres meses debido al impacto de la devastadora tormenta Sandy en el noreste de Estados Unidos. El descenso fue levemente mayor al esperado, pero las acciones apenas reaccionaron a los datos.

Otros datos divulgados estemiércoles mostraron poca inflación, con una baja de los precios al productor del 0,2% en octubre, frente a expectativas de un alza del 0,2%.