Nueva York. Las acciones estadounidenses cayeron este jueves por un inesperado aumento de los pedidos iniciales de subsidios por desempleo y por pobres ventas minoristas en julio.

Los inversionistas se mostraron cautos antes de la difusión de un informe sobre el sector laboral este viernes, y después de una subida del 10% en el S&P 500 desde el 2 de julio.

Este jueves, un informe del gobierno mostró que las solicitudes iniciales de los beneficios por desempleo crecieron a 479.000, el nivel más alto desde comienzos de abril.

"Los datos de solicitudes fueron miserables y obviamente tienen una implicancia negativa para los números de las nóminas no agrícolas de mañana (viernes)", dijo Phil Orlando, estratega jefe de mercados de acciones de Federated Investors.

"Pero lo importante mañana va a ser cuál es la tendencia orgánica, permanente, subyacente en las nóminas privadas, las nóminas de manufacturas, etc", agregó.

Si los datos de empleo del viernes llevan al S&P 500 a cerrar por encima de su máximo de junio, los gráficos muestran que hay poco por delante para que el índice de referencia extienda aún más la escalada del verano boreal.

El promedio industrial Dow Jones cayó 5,45 puntos, o 0,05%, a 10.674,98. El índice Standard & Poor's 500 cedió 1,43 puntos, o 0,13%, a 1.125,81. El índice Nasdaq Composite cayó 10,51 puntos, o 0,46%, a 2.293,06.

En el mercado también pesó la debilidad de la tendencia en el gasto de los consumidores, luego de que 28 minoristas seguidas por Thomson Reuters reportaron que las ventas comparables de julio crecieron sólo 2,9%, menos que el 3,1% esperado por los analistas.

Entre los minoristas, las acciones del operador de tiendas por departamentos JC Penney Co Inc se derrumbaron 7,7%, a US$22,12, mientras que las de la cadena de ropa para adolescentes Aeropostale Inc cayeron 5,7%, a US$25,88.

El índice de acciones minoristas de Morgan Stanley perdió 0,4%.