Nueva York. Las acciones estadounidenses cayeron en una sesión de poco volumen, porque los inversores consideraron que los temores por la salud de los bancos europeos fueron una buena razón para vender títulos tras las fuertes alzas de la semana pasada.

Las acciones de bancos, empresas de energía y fabricantes de chips fueron las que más cayeron.

Algunos analistas dijeron que la caída, después de la mejor semana de Wall Street en los últimos dos meses, muestra que el mercado posiblemente se mantenga en un rango estrecho.

"Parece más una consolidación que algún tipo de venta masiva por convicción", dijo Maier Tarlow, un operador de piso de la Bolsa de Nueva York de Raven Securities.

"Pensamos que el mercado está en una tendencia alcista y, a menos que veamos ventas masivas repetidas con mejores volúmenes, vamos a mantener esa opinión", añadió.

Las preocupaciones sobre los bancos europeos reflotaron después de que el diario Wall Street Journal reportó que los grandes prestamistas subestimaron la cartera de deuda gubernamental, potencialmente riesgosa, durante las pruebas destinadas para medir la fortaleza de los bancos.

El promedio industrial Dow Jones cayó 107,24 puntos, o un 1,03%, a 10.340,69. El índice Standard & Poor's 500 perdió 12,67 puntos, o un 1,15%, a 1.091,84. El índice Nasdaq Composite, en tanto, cedió 24,86 puntos, o un 1,11%, a 2.208,89.

Las pérdidas ocurrieron después de un fin de semana largo por el feriado del Día del Trabajo.

Los índices habían recuperado terreno la semana pasada, después de que datos económicos de Estados Unidos, más fuertes de los esperados, ayudaron a calmar los temores a una recesión de doble caída.

La asociación de bancos de Alemania dijo que los diez bancos más grandes del país podrían necesitar 105.000 millones de euros de nuevo capital debido a que los reguladores renuevan las reglamentaciones destinadas a evitar crisis futuras, lo que también pesó sobre el sector financiero.