Nueva York. Tras los avances registrados durante la primera hora del lunes, en reacción a la decisión de China de flexibilizar el yuan, los principales índices bursátiles de Estados Unidos concluyeron la sesión en territorio negativo.

El retroceso se produjo luego de una rebaja de la calificación de BNP Paribas sirviera de recordatorio a los problemas económicos de Europa.

Tras ascender más de 140 puntos, el promedio industrial Dow Jones finalizó con una pérdida de 8,23 puntos a 10.442. Los descensos se vieron frenados por Alcoa, que sumó 5,5%, mientras que General Electric subió 1%.

Sin embargo, Fitch Ratings rebajó en un escaño, de "AA" a "AA-", la calificación de BNP Paribas, debido a "temas estructurales" relacionados con la gama de negocios del banco francés.

El Standard & Poor's 500, por su parte, bajó 4 puntos a 1113 y el Índice Compuesto Nasdaq cedió 21 puntos 2289.

Los avances registrados durante la mañana se produjeron en respuesta al anuncio de China durante el fin de semana de que permitirá que el yuan fluctúe, aunque de manera gradual.

Si bien los participantes inicialmente tomaron el anuncio de China como una señal de confianza en que la economía del país es fuerte, algunos se preocupan incluso de una pequeña reducción en las exportaciones chinas.

Bolsas locales, con cierres mixtos. En tanto, La bolsa de Brasil subió este lunes, impulsada por el desempeño de empresas ligadas a las materias primas después del anuncio de China.

El índice referencial de la Bolsa de Sao Paulo, el Bovespa, avanzó 0,61% a 64.829 puntos, en el cierre preliminar, con lo que absorbió la pérdida del 0,16% del viernes.

En tanto, bolsa mexicana avanzó 0,21%, también impulsada por el mayor apetito mundial por el riesgo.  El principal índice bursátil, el IPC, terminó la sesión en 32,882 puntos.

En la recta final, el retroceso de Wall Street restó fuerza a las ganancias iniciales de la bolsa mexicana.

En Chile, el índice Ipsa de acciones líderes de Chile terminó el lunes con ocho sesiones de alzas, tras cerrar a la baja debido a la caída del Dow Jones. El Ipsa cerró en 4109,48, una retroceso de 0,3% en comparación con el cierre del viernes.

En Argentina el mercado permaneció sin transacciones, debido a un feriado local.