Wall Street cerró su mejor tercer trimestre desde  2010 gracias a que una serie de acciones dispuestas por los bancos centrales provocó un dramático cambio de tendencia en las bolsas globales, pero las señales de una pesistente debilidad en la economía hizo retroceder este viernes a las acciones.

El índice S&P 500 trepó 5,9% durante los últimos tres meses, en los que los bancos centrales decidieron aumentar la liquidez de los mercados y encender sus lánguidas economías. El índice trepó hasta 17% este año, y recientemente registró su mejor nivel en cinco años.

Pero el viernes, los inversores recibieron nuevos datos económicos decepcionantes en Estados Unidos, entre ellos que la actividad empresarial en la zona central se contrajo por primera vez desde 2009.

El dato se conoció poco después de otros débiles reportes manufactureros regionales y una pronunciada caída en los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos el mes pasado.

El promedio industrial Dow Jones cerró con una caída de 48,84 puntos, o 0,36%, a 13.437,13 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 perdió 6,48 puntos, o 0,45%, y terminó en 1.440,67.

En tanto, el índice Nasdaq Composite perdió 20,37 puntos, o un 0,65%, y cerró en 3.116,23 unidades.

En todo el tercer trimestre, el índice S&P 500 ganó 5,8 por%, mientras que el Dow subió 4,3% y el Nasdaq ganó 6,2%. Durante septiembre solamente, el Dow tuvo una ganancia de 2,6% y el S&P 500 subió  2,4%, en tanto el Nasdaq avanzó 1,6%.

Sin embargo, la tendencia para la semana fue a la baja, con un descenso en el Dow de 1,1%, mientras que el S&P 500 cedió 1,3% y el Nasdaq 2%.

Reflejando el tono defensivo del mercado, nueve de los 10 sectores del S&P perdieron terreno. Solo el índice de servicios públicos del S&P terminó en territorio positivo, con un alza de 0,5%.

El descenso en el índice tecnológico del S&P fue limitado, ya que las acciones de Accenture PLC treparon 7,1%, a US$70,03. El avance siguió al pronóstico de la firma de ganancias anuales superior a las estimaciones de los analistas.

En relación a resultados corporativos, las acciones de Research in Motion que cotizan en Estados Unidos subieron 5%, a US$7,50, un día después de reportar una pérdida trimestral menor a la esperada.