Nueva York. El índice S&P 500 registró este viernes su tercera semana consecutiva de ganancias en Wall Street, impulsado por el optimismo antes de la reunión cumbre de este fin de semana de los líderes europeos y por las sólidas ganancias de las acciones líderes.

Las acciones estadounidenses subieron en un repunte generalizado a su nivel más alto desde comienzos de agosto tras una semana volátil.

Importantes diferencias aún dividen a Francia y Alemania respecto a la resolución de la crisis de deuda en Europa, pero con dos cumbres programadas para la próxima semana, los inversores adoptaron una perspectiva optimista respecto a que muy pronto se llegará a una resolución.

Las compras también fueron motivadas por el temor a perder un fuerte movimiento alcista si se alcanzan acuerdos básicos durante el fin de semana.

"Yo creo que por lo menos hay mejor visibilidad en el camino hacia una resolución de la crisis soberana europea, y creo que los mercados están respondiendo a esto, aún cuando no se haya acordado una solución concreta" dijo Natalie Trunow, jefe de inversión bursátil en Calvert Investment Managment.

Las acciones del sector de consumo discrecional fueron las de mejor desempeño entre los sectores del S&P, después de que McDonald's Corp reportó una ganancia trimestral más alta que la esperada.

Las acciones de la cadena de restaurantes de comidas rápidas tocaron un nuevo máximo de US$92,45, y finalizaron con un alza de un 3,7%, a US$92,32.

El sector de consumo discrecional del S&P ganó un 2,8%.

El promedio Dow Jones industrial subió 267,01 puntos o un 2,31%, y cerró a 11.808,79 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 ganó 22,86 puntos o un 1,88%, a 1.238,25 puntos.

El índice Nasdaq Composite subió 38,84 puntos o un 1,49%, y cerró a 2.637,46 unidades.

En la semana, el Dow subió 1,3%, el S&P 500 ganó un 1,1%, y el tecnológico Nasdaq perdió un 1,1%.

Las recientes subidas han llevado al S&P 500 a lo más alto de su rango de operaciones entre 1.230 y 1.250 puntos, desde donde ha luchado para avanzar.

Muchos inversores están esperando progresos en Europa antes de que las ganancias corporativas puedan impulsar aún más a las acciones.

Las bolsas han sufrido en las últimas semanas rápidas y violentas oscilaciones mientras los operadores se aferran a los cambiantes titulares sobre la crisis de deuda en Europa, dejando a los mercados propensos a una volatilidad hacia el fin de semana.

Entre las compañías industriales, las acciones de Honeywell International Inc treparon un 5,8%, a US$51,28, después de reportar resultados mejores a los esperados y elevar su perspectiva de ganancias.

En tanto, las ganancias del tercer trimestre de General Electric Co cumplieron con las estimaciones de Wall Street, impulsadas por una fuerte demanda en Brasil, Rusia y China.

Pero sus acciones cayeron un 1,9% a US$16,31 debido a que los inversores se preocuparon por la declinación en los márgenes de ganancias en la división de equipamiento energético.

El índice S&P del sector industrial avanzó un 1,9%.

De acuerdo a datos de Thomson Reuters, de las 133 compañías del S&P 500 que hasta el viernes reportaron sus resultados trimestrales, el 68 por ciento superó las expectativas de los analistas.