Nueva York. Wall Street subía este miércoles alentada todavía por los anuncios de estímulo económico de la Reserva Federal (FED) la semana pasada y por acciones de sectores relacionados con el mercado inmobiliario, que compensaban la debilidad en los papeles de firmas energéticas.

Datos económicos mostraron que las ventas de viviendas usadas en EE.UU. subieron 7,8% en agosto, su mayor ritmo en más de dos años, lo que fue interpretado como una señal de repunte del sector.

El índice PHLX de acciones relacionadas con la vivienda avanzaba 2,3%.

El reporte se dio a conocer en momentos en que los inversores buscan datos que le ayuden a mantener la racha alcista que ha llevado al índice S&P 500 a subir más de un 6% desde inicios de agosto.

El promedio industrial Dow Jones avanzaba 48,08 puntos, o 0,35%, a 13.612,72 unidades. El Standard & Poor's 500 ganaba 4,62 puntos, o 0,32%, a 1.463,94 unidades, mientras que el Nasdaq Composite subía 5,06 puntos, o 0,16%, a 3.182,86 unidades.

Pero las acciones relacionadas con el petróleo descendían debido a que el crudo anotaba su tercer día de caídas consecutivo, después de que Arabia Saudita dijo que tomaría medidas para reducir los precios. El índice PHLX de servicios petroleros retrocedía 0,8%.

El conglomerado industrial 3M fue la más reciente de las grandes empresas estadounidenses después de FedEx en advertir sobre la economía.

3M dijo que el "ambiente económico ha cambiado" desde que la empresa adoptó su objetivo de largo plazo de un crecimiento de 7% a 8% en sus ingresos. Las acciones del conglomerado subían 0,5% a US$93,89.

3M y FedEx son considerados un termómetro de la economía, ya que involucran a muchos sectores en sus procesos.

Hasta el viernes, 88 grandes empresas habían disminuido sus expectativas de ganancias, en comparación con 21 que las habían mejorado. La proporción es la más débil desde el tercer trimestre del 2001, de acuerdo a datos de Thomson Reuters.