Ciudad de México. El famoso empresario Warren Buffett está por ganar una millonaria apuesta, que hizo hace 10 años, a Ted Seides un inversionista de la firma Protégé Partners.

Un millón de dólares son los que están en juego. En el 2007 Buffett desafió a los mercados al asegurar que la rentabilidad del fondo indexado en el índice S&P 500, superaría la de fondos de gestión activa o fondos de cobertura (hedge funds) en 10 años.

Según el empresario, las tarifas masivas que se cobrarían de los ‘hedge funds’ dejarían a sus clientes, “peor que si los aficionados invirtieran en un fondo indexado de bajo costo no administrado”.

Formalmente la apuesta se acaba el 31 de diciembre del 2017, por lo que los resultados no variarán mucho en los días que siguen.

Buffet puso su dinero en un fondo indexado Vanguard 500, y Seides en cinco hedge funds que le recomendaron sus expertos.

Cada uno aportó 320,000 dólares en bonos del Tesoro con cupón cero, la intención era aumentar la inversión hasta un millón de dólares al final de la apuesta. Al final, el dinero se donaría a una ONG elegida por el ganador.

La cartera de fondos de cobertura sólo subió un 22% en nueve años. Por su parte, la inversión en Vanguard 500 aumentó un 85,4%.

Siedes sabía de su derrota, y en mayo de este 2017 anunció que perdería. En una columna que escribió para Bloomberg, el inversionista explicaba las razones por las que fue derrotado.

Formalmente la apuesta se acaba el 31 de diciembre del 2017, por lo que los resultados no variarán mucho en los días que siguen.

Warren Buffett se anotará otro acierto en su carrera.