Tokio. El yen tocó un mínimo en cinco semanas en Asia contra el dólar después de una alza de los rendimientos de la deuda estadounidense la semana pasada, mientras que el euro estaba frenado frente al dólar en un mercado retraído.

El dólar subió hasta 79,66 yenes en las primeras operaciones, su máximo en cinco semanas, con la ayuda de los rendimientos hasta los niveles más altos de tres meses.

El dólar posteriormente cedió hasta 79,49 yenes, ligeramente más bajo que el cierre anterior, por las ventas de exportadores japoneses que volvían de sus vacaciones.

"Pensamos que los rendimientos estadounidenses subirán más a corto plazo. A 10 años es probable que alcance el 2,1% si se deshacen todas las posiciones largas a corto plazo", expresó Junya Tanase, jefe de estrategia de divisas de JP Morgan Chase.