Tokio. El dólar rebotaba desde un mínimo de 10 días en Asia contra el yen por las ventas de importadores en la moneda japonesa, aunque persistían las dudas sobre la fortaleza del billete verde tras el descenso de las rentabilidades de los bonos del Tesoro estadounidense.

El dólar provocó también una caída del yen contra otras monedas, mientras que las divisas ligadas a las materias primas permanecían estables tras sufrir unos descensos la semana pasada.

"Aunque el repunte del dólar contra el yen perdió un poco de impulso, el dólar está todavía fuerte tras no conseguir romper el soporte de 81,97 en dos ocasiones en las dos últimas semanas.

Teppei Ino, estratega de divisas de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, dijo que los flujos de repatriación japoneses no deben frenar al dólar antes del final de año fiscal.