Tokio. El yen subía con fuerza en Asia después de que el primer ministro japonés dijo que los niveles de radiación en torno a la planta nuclear dañada por el terremoto del viernes pasado eran altos y que el riesgo de mayores fugas radiactivas crecía.

Las operaciones veían fuertes altibajos y el yen posteriormente redujo sus ganancias después de que un repentino avance del dólar sobre 82 yenes provocó rumores de una intervención de las autoridades japonesas en contra de su divisa.

Sin embargo, el dólar después se debilitó y los operadores señalaban que no estaban seguros si la intervención había tenido lugar o si posiblemente el Banco de Japón sólo había consultado precios.

"Ciertamente hay nerviosismo sobre una posible intervención. Cuando el dólar/yen subió a 82,05 yenes, algunos se preguntaron si se había producido", expresó un analista de divisas de un banco japonés.