Buenos Aires. La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino, inició una subasta de obligaciones negociables destinada a pequeños inversores y que busca recaudar fondos por hasta 300 millones de pesos (US$37,5 millones).

El período de subasta comenzó en la mañana de este viernes y concluirá el próximo jueves, de acuerdo al aviso de suscripción de bonos enviado por la compañía a la Bolsa de Buenos Aires.

La nueva colocación es por 200 millones de pesos (US$25 millones), ampliable hasta 300 millones de pesos (US$37,5 millones) si hay fuerte demanda.

YPF ya ha hecho otras subastas destinadas a pequeños inversores y en esta sexta edición el bono pagará una tasa de interés anual del 20 % más un plus vinculado directamente al crecimiento de la producción de hidrocarburos de la compañía.

"Por cada punto porcentual de crecimiento de la producción operada de YPF de petróleo y gas, respecto al mismo mes del año anterior, el bono rendirá un punto porcentual adicional de tasa de interés con un tope del 26 % de tasa anual", explicó la empresa en un comunicado.

Desde la primera edición del denominado "bono YPF", hasta el momento más del 60% de los cerca de 55.600 inversores ya apostaron en esta herramienta financiera recuperaron su capital más intereses.