Shanghai. El yuan chino saltó contra el dólar este viernes a su máximo desde la revaluación de  2005, pero sus amplias ganancias no lograron impresionar al mercado, dado que cayó contra el euro.

Operadores y analistas dijeron que estos movimientos sugerían que el banco central chino quería mantener el valor general del yuan estable contra una canasta de monedas al compensar las ganancias contra el dólar con pérdidas frente al euro.

En una señal de que se estaba aceptando por ahora el alza del yuan frente al dólar, el banco central chino fijó la tasa referencia de su moneda en 6,7720 por dólar, el más alto desde la revaluación del 2005.

Sin embargo, contra el euro, que subió durante la noche por una ola de coberturas cortas, el banco central diseñó una brusca caída en el yuan, al empujar el tipo de cambio de referencia a la baja en la mayor parte de los días desde marzo del 2009.

La tasa de referencia del viernes del yuan contra el euro se fijó en 8,4741, una caída del 2,2% respecto al jueves. "Parece que están tratando de mantener al yuan estable en un rango contra una cesta de monedas", dijo un operador de un gran banco chino.

El yuan cerró con un alza contra el dólar a 6,7711 después de trepar hasta 6,7696. El jueves, había cerrado en 6,7810.

Desde que en junio el gobierno chino anunció el fin de un tipo de cambio fijo atado al dólar, el yuan se ha apreciado 0,81%.