Nueva Delhi. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, tratará de fortalecer los lazos bilaterales con India durante conversaciones en Nueva Delhi esta semana, pero su visita puede verse opacada por la relación tensa de Washington con China.

Estados Unidos e India estarán simultáneamente impulsando las agendas de comercio y cambio con China, mientras discuten sobre cooperación en desarrollo de infraestructura y mercados financieros.

Geithner retrasó el sábado un reporte del 15 de abril al Congreso sobre si China manipula su moneda, prometiendo trabajar en cambio con los miembros del G-20 -India y China incluidas- para persuadir a Pekín de desvincular su yuan del dólar.

El ministro de Relaciones Exteriores de India, S.M. Krishna, estará en Pekín esta semana para realizar negociaciones sobre varios asuntos, relajar los flujos comerciales y reducir barreras comerciales para disminuir un déficit comercial de 16.000 millones de dólares con China.

"Hay potencialmente un gran asunto de interés común entre Estados Unidos e India: la tasa de cambio china", dijo Arvind Subramanian, del Peterson Institute for International Economics, un comité de expertos de Washington.

"El tipo de cambio subvaluado de China afecta a economías de mercado emergente como India aún más que a Estados Unidos", destacó Subramanian, quien agregó que India podría ser persuadida de apoyar un esfuerzo de amplia base destinado a reequilibrar la moneda en un gran foro mundial como el grupo de las 20 economías ricas y emergentes.

Intervención. China ha intervenido en mercados monetarios para mantener estable al yuan frente al dólar desde julio del 2008, a una tasa que críticos dicen que brinda efectivamente un lucrativo subsidio a las exportaciones chinas.

India mantiene una política de cambio flotante.

Pero India sigue renuente a provocar a China y no querrá ser vista apoyando abiertamente demandas estadounidenses para una subida del yuan.

"Los indios han tenido problemas en el pasado por ser usados por Estados Unidos para tratar de contrarrestar a China. No quieren estar en esa posición", dijo Stephen Cohen, de la Brookings Institution de Washington.

Funcionarios del Tesoro de Estados Unidos han minimizado el asunto de la moneda de China como un gran tema de las conversaciones, refiriéndose a él sólo como una discusión para reequilibrar la economía mundial, que líderes del G-20 prometieron tratar de hacer en 2009 en una cumbre en Pittsburgh.

La mayoría de los economistas ven esa meta como imposible sin un yuan más fuerte.

Geithner eludió el jueves preguntas sobre la tasa del yuan en un diálogo con un pequeño grupo de periodistas indios, pero en cambio alabó a India por su moneda flexible, su economía más abierta y la menor dependencia de las exportaciones.

"Voy a ser muy cuidadoso, por razones que usted entiende, de no hablar sobre China en India, o hablar sobre China a la prensa india en Washington", dijo Geithner de acuerdo a una trascripción del comunicado divulgado por el Tesoro.