Ciudad de México. Las Zonas Económicas Especiales (ZEE) de México pueden comenzar a operar antes de que termine 2018, y existe un gran interés de inversionistas internacionales, informó la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE.

El titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, Gerardo Gutiérrez, dijo que los proyectos tienen un potencial inversor por US$42.000 millones para los próximos 15 a 20 años.

Hasta ahora, existen inversiones comprometidas por US$7.100 millones y con 13 empresas posibles para actuar como "anclas" de los proyectos, de un total de 81 empresas interesadas.

"Hay inversionistas de todas partes del mundo, asiáticos, europeos, americanos (estadounidenses), y por supuesto, muchas empresas mexicanas", dijo Gutiérrez en la residencia presidencial de Los Pinos, en la Ciudad de México.

"Antes de que termine el año, por lo menos vamos a tener una o dos empresas ancla en cada una de las zonas", agregó.

Los sectores en donde se están abriendo oportunidades son energía, agroindustria, quimíca, petroquímica, acero, metal-mecánica y tecnologías de la información, dijo el representante federal.

Gutiérrez dijo que representantes mexicanos han realizado visitas a China, Singapur y República de Corea, en donde el modelo de las ZEE ha probado ser exitoso.

Los sectores en donde se están abriendo oportunidades son energía, agroindustria, quimíca, petroquímica, acero, metal-mecánica y tecnologías de la información, dijo el representante federal.

Sin embargo, admitió que no existe algún proyecto vinculado a la industria automotriz, uno de los pulmones económicos del país.

Gutiérrez dijo que los proyectos de inversión están de alguna forma protegidos por cualquier suceso que pudiera derivarse del próximo cambio de gobierno que tendrá México.

"El blindaje está hecho para que las zonas sean de largo plazo, es una inversión totalmente blindada y segura", dijo Gutiérrez.

"Las concesiones que se van a dar son a 40 años, renovables a otros 40, y eso nos garantiza el largo plazo y la certidumbre absoluta de la inversión que vaya a las zonas", agregó.

Hasta ahora, México cuenta con la declaratoría para la creación de siete zonas económicas especiales en Coatzacoalcos (golfo de México); Lázaro Cárdenas-La Unión (Pacífico); Puerto Chiapas (sur); Salina Cruz, Oaxaca (sur); Puerto Progreso (Yucatán), Tabasco (sur); y Campeche (sur).

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, emitió el 28 de septiembre de 2017 la primera declaratoria de las ZEE, un esquema exitoso en China, que ofrece un contexto idóneo para promover la inversión a regiones menos desarrolladas del país.

Según datos del gobierno mexicano, existen más de 4.000 zonas económicas especiales en el mundo que generan el 41% de las exportaciones mundiales, 68 millones de empleos y reciben el 20% de la Inversión Extranjera Directa.